Ser un Recién Llegado Nunca es Fácil. Especialmente en el 2020.


Janine Young, MD, FAAP and Katherine Yun, MD, MHS

Este proyecto fue subsidiado con el apoyo economico del Centro de Excelencia en Salud para Refugiados de los CDC 5 NU50CK000459.

Estados Unidos tiene una larga tradición de acoger a inmigrantes. Las familias inmigrantes son aquellas en las cuales un niño, o uno o ambos padres, nació en un país diferente. En los Estados Unidos, uno de cada cuatro niños vive en familias inmigrantes. Los inmigrantes a menudo necesitan aprender nuevos idiomas, nuevos alimentos, nuevas formas de hacer las cosas y una nueva forma de vivir. Para una familia inmigrante, comenzar una nueva vida viene con muchas emociones y desafíos.  

Incluso cuando conoces el idioma y la cultura, unirte a una nueva comunidad significa aprender cosas nuevas. Cada vez que uno se une a una nueva comunidad, se enfrenta a nuevos desafíos, cómo obtener atención médica para tu familia, aprender sobre las escuelas y encontrar lugares donde conseguir alimentos, ropa y otras necesidades. Ya sea que tu familia haya inmigrado recientemente al país o simplemente se haya mudado a una nueva ciudad en los EE.UU., reubicar a una familia de un lugar a otro puede causar mucha emoción y estrés. 

Ahora, añádele a estas preocupaciones las incertidumbres que vinieron con el COVID-19. Sin duda, es un momento particularmente difícil para ser un recién llegado a una comunidad. Al reubicarse durante esta pandemia, es importante que los recién llegados decidan dónde obtener atención médica, saber dónde hacerse la prueba de COVID-19 si un miembro de la familia tiene síntomas y cómo organizar visitas médicas por teléfono. También es útil conocer cuáles organizaciones están ofreciendo  apoyo financiero o de otro tipo si uno de los padres no tiene trabajo. Es importante saber que cualquier persona en los Estados Unidos con síntomas de COVID-19 puede hacerse pruebas, recibir tratamiento y atención continua para la enfermedad pues los costos médicos serán pagados por el seguro médico privado, el seguro médico público o el Medicaid de emergencia. 

Además, las familias recién llegadas deben entender que las pruebas y el tratamiento con COVID-19 NO se utilizan para determinar una posible carga pública. Todas las familias, incluyendo las familias de inmigrantes, pueden hacerse la prueba y recibir atención continua para tratar el COVID-19; incluso aquellos que no tienen visa, green card o ciudadanía pueden recibir atención; es importante mantener a todas las personas que viven en los EE.UU. tan protegidas como sea posible del COVID-19 y de los problemas de salud que esta enfermedad conlleva.

También es importantísimo que todas las familias cuenten con el apoyo necesario para mantenerse lo más saludables posible. Recomendamos que todo el mundo tenga un médico para hacerse revisiones periódicas de cuidado de la salud (como un pediatra o un médico de medicina familiar). Los controles de niños sanos permiten a los médicos seguir el crecimiento y el desarrollo de los niños, aplicar vacunas para protegerse contra las enfermedades prevenibles y ayudar a controlar los problemas médicos crónicos y continuos.  

Aunque todas las familias se están enfrentando a dificultades debido al COVID-19, estas dificultades pueden ser aún más difíciles para las familias que son nuevas en una comunidad. Si tú y tu familia son inmigrantes o se han reubicado recientemente, traten de averiguar:

  • Cuáles son las orientaciones de quedarse en casa y del "distanciamiento social" en el nuevo lugar donde viven

  • Dónde pueden buscar atención médica inmediata si tú o un miembro de tu familia se sienten enfermos, incluyendo dónde hacerse la prueba si alguien muestra síntomas de COVID-19.

  • Cómo pedir una cita con un nuevo médico para hacerse chequeos y recibir atención médica periódica (esto es importante para proteger la salud de toda su familia).

  • Cuál son las mejores maneras de obtener información sobre recursos de apoyo local, como Bright by Text y el departamento de salud local.

Recuerda llamar al 911 si tiene problemas de salud que ponen en peligro tu vida, incluyendo falta de aliento o dificultad para despertarse.

Ser un recién llegado no es fácil, especialmente en el 2020. Si eres inmigrante, conoces a una familia inmigrante o eres nuevo en una comunidad, sigue estos consejos para obtener el apoyo que necesitas para mantenerte a ti, a tu familia y a tu comunidad seguros. 





 
Go Back